La noche de los cristales rotos – parte 1

Akira-777-Ayanami

Mi madre siempre decía que el valor de una persona no se calcula en cuantos aciertos ha tenido a lo largo de su vida, sino la fuerza y valentía para recuperarse a pesar de los fracasos y el dolor.

Mi nombre ya no importaba, mis rasgos físicos después serian relevantes, miro a mi alrededor y los ojos pulsantes de las personas me enfocan, buscan dentro un poco de calidez humana en mi rostro desfigurado por la guerra, mi alma está cada vez más manchada por el odio y la venganza. Y es que, cuando caes al punto que había llegado te importa una mierda la sociedad, el dolor te va tragando la conciencia en un acto de asesinato masivo, te vuelves en la persona que no pensaste llegar a ser, pero aun así no dejas de hacerlo. Lo disfrutas cada momento más en que dejas liberado aquel demonio andante que…

Ver la entrada original 883 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s