Mi corazón en tus manos 1. — elpoderdelasletras

Como todos los sábados por la mañana, Mía Swan se levantaba al amanecer, se ponía su ropa de deporte y salía a correr por la calle principal del barrio que conducía hacia a la playa, por donde a ella le gustaba correr mientras contemplaba el amanecer. Llegó a su piso de 55 m2, con dos […]

a través de Mi corazón en tus manos 1. — elpoderdelasletras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s